sábado, 12 de abril de 2014

CAPITULO 4



Hace diez años atrás…

-Estas completamente loca Lotty, y ni creas que te acompañare- Dice Tracy

-Pff  ni que necesitara tu ayuda – lo medito un poco y …rayos, claro que la necesito!- pero como no te quiero dejar sola…andando--Digo

-!Pero Lotty !–Me dice con cara de cordero degollado (no sé qué significara eso pero suena muy feo, pobre cordero ) – Y si te descu…-lo medita y dice- oh no, peor aún –dice sin haber acabado la primera frase.- ¿Y si nos descubren?!!Nos expulsaran!!

-No te preocupes Trix - así le decía de cariño- No dejare que nada te suceda…si me descubren diré que te obligue y tú tienes que apoyar esa versión ¿Entendido?

-¡!No!! ¿Cómo crees que hare eso tonta?- me dice alarmada y preocupada.

-Ningún pero. Lo harás así te tenga que golpear para que lo admitas.

-Esto es peligroso Lotty.-Dice y pone una cara de preocupacion y tristeza.

Charlotte, no hay razón para cohibirse” pensé y luego actué. Ya había llegado hasta la dirección y era momento de que mi “amiga” Tracy me ayudara con mis notas y las cambiara e hiciera un montón de cosas que no debía hacer en la dirección del director de la escuela en donde estudio… ok, olvídenlo y si, admito que estoy nerviosa pero… “Rendirse jamás” digo eso porque no me acuerdo que decían antes de esa frase, en fin.

-Tracy shhh no hagas ruido – digo susurrándole lo más bajo que mis pulmones pudieron
-¿Qué dices? No te oigo, hablas muy… - y llegue a tiempo para taparle la boca y con guiño explicarle que si nos atrapaban nos expulsarían y pasaríamos el resto de nuestras putrefactas vidas recogiendo basura para comer, bueno, quizá eso ultimo no, pero tenía que aterrarla.

Fui por todos lados, revisando cajones, abriendo cajones y haciendo de todo con los cojones, perdón; cajones, y nada… no encon… espera un minuto… !!eso es!!
Puse ver una especie de cajones metálicos donde sobresalían algunos folios. Empecé a buscar los de mi grado, aula y sección y voila, lo encontré! Los de Hollywood deberían contratarme, hice muy bien toda esta jugada de riesgo, si hasta me sentía Sherlock Holmes… Sherlocka Holmes, me gusta. Hojee algunas páginas y con un lapicero del mismo color cambie mis notas de 13 a 18…era lo máximo que podría tener alguna vez en la vida.

-Listo !! Y ahora no hagamos ruido que tenemos que … - y no pude seguir hablando.

El Director había regresado a la Dirección y me vio con las manos en la masa, no en la masa pero si en mis notas curriculares. Estaba muerta, morida y muertada… eso sí que era muy dramático.

-Señorita Charlotte White… que gusto tenerla por aquí nuevamente,-Dice resaltando la palabra magica- ¿se le ofrece algo? – el estúpido director y su maldito sarcasmo.

Claramente estaba perdida.

Le pedí al Director que no culpara a Tracy, le dije que la obligue y que ella no tenía nada que ver conmigo…y lo creyó, él decía que yo era una mala influencia y que al parecer era algo sobrehumano que yo me portara bien. !Injurias!

!!Este era mi fin!! Lo presentía… Me sentía como Jane Eyre al enterarse que la loca de la casa era la esposa del amor de su vida. Si lo sé, leo muchos dramas y no se que tiene que ver una cosa con la otra, en fin. Pero… ¿Quién me aceptaría con mi nada prometedor historial estudiantil? Nadie, era obvio, pero aun así. Estaba un unas notas amantes del polo norte, ósea bajo cero, ya sé que soy lo peor para hacer bromas pero aun así. No me iba muy bien que digamos, mejor no lo digamos… jeje

-¡Odio mi vida! ¿Qué tengo que hacer para ser feliz? –decía mientras me recostaba en el hombro de Tracy
-No seas exagerada, solo eres inmadura, eso es todo…- dijo de lo más normal
-¿INMADURA? Tengo quince malditos años así que puedo ser todo lo inmadura que quiera!!
-Vale, vale. Tranquila, ya pasara.- no sé a qué rayos se refería pero seguro que no hablaba de mi inmadurez de por vida… ¿o sí?
-¡Estoy perdida! – grite mientras me abalanzaba hacia Andrew que venía hacia nosotras - ¡Perdida!
-Oh si, ya lo creo – comento mientras me miraba con una mirada desaprobatoria.
-¿Es que acaso no eres mi amigo o qué?
-Te metiste en la Dirección y el Director te encontró cambiando las notas de tu currículo… estas perdida y eso no es lo peor…toda la escuela lo sabe.

Okey, desde su punto de vista lo que hice es algo increíblemente malo, pero…no es para tanto ¿no?. Vale, estoy metida en un buen lío…pronto llegara a oídos de mi madre y... ¡Oh mierda! ¡Celine!

-¡Mi madre me matara! -grito como loca
-Si es que antes no te manda a un reformatorio –comento Tracy de lo mas normal
-¿Reforma que? ¿Es acaso un museos de cera como el de Madame Tussaund?
-No sé qué tiene que ver un museos de cera con un reformatorio – dijo Andrew
-Oh bueno…yo tampoco, pero no importa. 

Horas más tarde…



-¡Celine! –dije al llegar a casa…no quería verla pero era algo inminente.
-Al fin en casa señorita, ¿me podrías explicar que rayos paso hoy en la escuela? –me dijo mientras terminaba de cocinar.
-mmm este si veras, lo que paso hoy fue muy gracioso…
-¡TE EXPULSARON CHARLOTTE!
-¿Enserio? – Dije sorprendida… ¿Por qué Celine estaba más informada que yo al respecto?- 
El Director no me dijo nada.
-Pues a mí sí -dijo cortante-  No puedo creer que hayas estado metida en problemas todo el tiempo. ¿Por qué no puedes ser una chica normal?

Ok no soy una anormal…espera un momento. ! Si lo soy !

-Pero… -dijo sacándome de mis ensoñaciones o lo que sea que sea y a la vez sacaba un folleto de su carpeta – tengo algo que te gustara.

Veo de que se trata y leo… Internado en Paris. Amo Francia y hasta ahora no viajo. ¡VIAJARE A FRANCIA!

-Espera… ¿Internado, Francia, escuela de señoritas? – dije leyendo y enarcando las cejas
-Es un lugar estupendo donde aprenderás a comportarte como una dama y tendrás a los mejores maestros.
-¿Hablas en serio?- Le pregunte con la cara mas comica de la vida…la boca cayendo hasta el piso.
-Más que nunca – dijo con aire de suficiencia. Ya la odiaba más.

Sin decir nada me fui a mi habitación. Quería deshacerse de mí, pues felicidades, lo has logrado. Y me eche en mi cama a llorar de frustración y a dormir de cansancio. Odio a Celine.
¿A quién le emocionaría la idea de estar encerrada entre cuatro paredes por el resto de mis malditos cinco años? A nadie. La sola idea me producía arcadas.



Aunque no puede ser tan malo ¿cierto? Hay muchas cosas interesante que podría hacer, al fin conocería un país que llevo amando desde que nací, el momento había llegado –parecía que estaba empezando a comportarme normal, pero no.

-¡Al diablo, esta es una tragedia! –Dije tirando todas mi almohadas al piso - ¡Una catástrofe! ¡El fin del mundo! ¡Llegaron los zombies!

Quizá no tanto. No aun no existen mucho juegos de zombies como para saber cómo matarlos… okey, estoy siendo demasiado inmadura, rayos! Lo olvidaba, tengo quince años, seguiré siendo inmadura el resto de mi apestosa vida. ¡Déjenme ser¡

Me levante de la cama y mire una pared desnuda en mi cuarto –la pared era la sinvergüenza, !yo estaba vestida!- y sin pensarlo golpee mi cabeza en ella sin importar que mi…-corrijo- Celine escuchara algún gritito mío. “Soy una maldita estúpida” “Debí esforzarme más” –y así continué con los golpes indefinidamente…o quizá solo unos cuantos minutos.

Después de desquitarme con mi frente me dirigí al espejo del baño y “santos cielos” esto dejara marca –será mi nueva marca de belleza, pensé- y lo raro era que me veía como una mancha de pintura al óleo, no entiendo porque las cosas se movían. “Habían cobrado vida” Tengo que huir, dije y todo se volvió negro, no sé cómo desperté en la cama… si lo sé, al fin logre teletransportarme. Okey no , quizá no fue eso.

Escuche algo así como una música celestial entrando por la puerta…ah no, esa era mi imaginación. Celine entro diciendo que “qué demonios me había sucedido” , eso no lo sé…solo sé que me golpee la frente en la pared, pero eso no se lo diría así que tenía que inventar alguna excusa, no importa que sea tonta…aunque lo más probable sea que si lo sea. Jajaja vieron “sea lo que si sea” jajaja definitivamente deberían devolverme al lugar de donde salí.

-Bueno mama veras, paso algo divertido…otra vez. Yo me levante de la cama un poco zombie ya que seguía con sueño y de pronto apareció esa pared invisible de mi cuarto…juro que no la vi, pero cuando la vi yo estaba tirada en el suelo y me tele…diré, me -pense- …la verdad no sé qué paso, pero estoy aquí sentada en la cama.- o por Dios, esa excusa fue demasiado tonta.
Celine me miraba como diciendo “¿enserio crees que te voy a creer eso?, pero aun así ya era tarde, ya le había contado mi historia. Fin.

-Bueno niñita quédese descansando porque mañana te espera un gran día – me dijo con una enorme sonrisa que hacía que se pareciera a el guason, si lo sé, yo también espere que Batman apareciera.
-Y…¿Qué cosa podría hacerme el día espléndido? – dije sin ocultar mi curiosidad.
-¡Pues que mañana te llevare al internado en Francia!- y lo dijo sin ningún remordimiento. 

¿Mañana? Mandaría a su única hija a un internado lejos, muy lejos de su país y… ¡estaba feliz!  ¿Enserio ella era mi madre? ¿O era una cámara escondida?
Y efectivamente ese era el principio del fin. Me aleje de mis amigos, mi escuela, mi país y todo, para ser una lady… padres al poder!

Y así fue como mi vida social termino…por culpa de mi inmadurez (es mi deber como adolescente ser inmadura) y por mi manera tan desatada de ser…creo que faltaba poco para que me llevaran al manicomio, por suerte el Internado, no fue tan malo como lo imagine.

Actualidad…

-Ya se en que piensas –dijo Tracy mientras me inspeccionaba con la mirada – en… algo… interesante

-¿Ah sí? –Dije incrédula - ¿y se podría saber en qué?



No me contesto y se limitó a mirar detrás de mí…creo que había alguien detrás de mí porque ella se quedó mirando como si hubiera sido un fantasma…y no existen los fantasmas…ah no ser que sean fantasmas de carne y hueso. ¿Quién diablos está a mi espalda? Y como si tuviera poderes de mensajes inalámbricos de cerebro a cerebro… me contesto.


-Hola Charlotte - Oh no, esa maldita voz…



2 comentarios: